Comarca

La Comarca del Maestrazgo se ubica al sureste de la provincia de Teruel y comprende dieciséis municipios depositarios de un notable legado histórico y de un rico patrimonio arquitectónico y cultural.

Los pueblos del Maestrazgo se encaraman en un terreno de agreste orografía, donde se suceden sierras y barrancos, recias muelas y vegas estrechas, surcadas por la red fluvial del río Guadalope. Este rico patrimonio natural le valió la declaración de Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Interés para las Aves. Recientemente también se han declarado varios Monumentos Naturales, espacios que destacan por su gran belleza e interés, tales como los conocidos Órganos de Montoro en Villarluengo, el Nacimiento del río Pitarque o la extraordinaria belleza de las Grutas de Cristal en Molinos. La comarca se encuentra surcada por una extensa red de senderos a través de la cual conocer todos estos rincones.

Hacer un recorrido por los pueblos del Maestrazgo es como adentrarse en lo más profundo de nuestra historia. El medievo con las Ordenes Militares es la etapa que forja la personalidad histórica del Maestrazgo. Castillos y fortificaciones, torres defensivas y murallas e interesantes muestras de la arquitectura gótica religiosa datan de ésta época.

 

 

 

Los siglos XVI y XVII corresponden al esplendor de la arquitectura civil del Maestrazgo. Son numerosos los ejemplos de palacios y casas señoriales de estilo renacentista, cuyos ejemplos más interesantes los encontramos en La Iglesuela del Cid y Mirambel. La arquitectura religiosa barroca de los siglos XVII y XVIII es la más numerosa, alcanzando un elevado grado de desarrollo artístico, siendo los templos parroquiales, por lo general, de grandes y esbeltas proporciones.

El siglo XIX es una época convulsa para el Maestrazgo, cuando el carlismo alzado en armas convierte estas serranías en baluarte realista y bastión antiliberal, elevando a la categoría de leyenda la figura de Ramón Cabrera, conocido como el Tigre del Maestrazgo. Motivo éste por el que Pío Baroja en su obra "La venta de Mirambel", calificó al Maestrazgo de "país de guerrilleros".

En cuanto a la Gastronomía del Maestrazgo, esta se fundamenta en la utilización productos de calidad y en viejas recetas caseras. Destaca el jamón curado, la cecina de toro, embutidos variados y conservas de cerdo en aceite de oliva. El queso merece mención especial por su fama reconocida desde antiguo, cuando Cervantes relatara en "El Quijote" las excelencias del Queso de Tronchón. Tampoco desmerece la repostería tradicional, que cuenta con pastas y mantecados de refinada factura.

Galería fotográfica