Comarca

El Bajo Aragón se encuentra a medio camino entre las provincias de Zaragoza, Teruel, Tarragona y Castellón. Su estratégica situación ha hecho de esta comarca una zona de paso, de comunicación entre el valle del Ebro y el litoral mediterráneo, que ha modelado el carácter de sus gentes, abierto y acogedor, fruto del cual los viajeros disfrutan de las costumbres y tradiciones arraigadas. La más famosa, la Semana Santa, con sus procesiones, la representación del Drama de la Cruz, la Rompida de la Hora, cuyo telón de fondo lo compone el retumbar de Tambores y Bombos. Tres son los pueblos de la comarca que pertenecen a la ruta del Tambor y el Bombo: Alcañiz, Alcorisa y Calanda.

Rural, de interior, cultural, deportivo o gastronómico son algunas de las variantes turísticas que el viajero puede encontrar en este territorio. Arte, historia, festividades de renombre internacional, parajes y entornos, alojamientos y restaurantes hacen de esta tierra un lugar atractivo para el visitante.

La variedad de paisajes del Bajo Aragón suponen para el viajero una magnífica oferta visual. Desde lo llanos, con sus frutales y olivos, a las estribaciones montañosas el paisaje se nos abre en pistas, caminos y senderos donde disfrutar de actividades al aire libre a lomos de una bicicleta, un caballo o a pie.

Nuestra Comarca ofrece al viajero una oferta gastronómica variada y de calidad, en la que, las afamadas Denominaciones de Origen Melocotón de Calanda y Aceite del Oliva del Bajo Aragón son sus mejores tarjetas de visita.    

La enorme tradición automovilística de nuestro teritorrio queda plasmada en   Motorland  el lugar perfecto para los amantes del motor, este complejo multifuncional cuenta con el respaldo de grandes nombres de la Formula 1 como el piloto Pedro Martinez de la Rosa  y los diseños de prestigiosos arquitectos como Sir  Norman Foster.